Carta al rei del país veí!

21 set.

Querido Rey de España, S.M. el Rey Don Juan Carlos.

En primer lugar pedir disculpas, pues voy a intentar imitar su idioma, lo hago de oídas, pues nací en Barcelona y nunca se me obligó a hablar en castellano, lo poco que sé lo aprendí en el teletexto.

El motivo de esta epístola es que últimamente estoy teniendo desavenencias con mi mujer, y como sé que usted lleva muchos años felizmente casado tal vez podría aconsejarme para que mi relación no se trunque.

Le paso a exponer los hechos.

Después de unos años en que todo parecía funcionar bien, nuestro desgaste es más que evidente para todos, familia y amigos, pero como yo no quiero que esto termine necesito aferrarme a lo que sea, usted es una de mis ultimas esperanzas.

Los dos fuimos unos niños normales, cada uno con sus limitaciones y sus talentos, por supuesto. Sus padres siempre me han dicho que ella era muy trabajadora y tímida, en cambio yo era muy (si me permite la licencia) “echao palante” y granuja.

Cuando nos conocimos, todo era perfecto. Ella ya estudiaba medicina, estaba en tercero, todo matriculas de honor, lo que hacia que gracias a las becas no tuviera que pedir dinero prestado a nadie para costearse la carrera. Yo en cambio estudiaba diseño gráfico en una escuela de Arte. No era muy difícil y tenia mucho tiempo libre para estar con mis amigos en los bares tomando cañas.

La verdad es que trabajó muy duro, a nadie le regalan nada, usted lo sabe muy bien eso.

Cuando acabó la carrera, el MIR, y la residencia, nos fuimos a vivir juntos. Yo llevaba unos 3 años trabajando y tenia unos ahorros, ¡me creía que era rico!. ¡Hasta me compré una maqueta de trenes enorme!Al principio el dinero no fue un problema, los gastos los íbamos compartiendo. Mi sueldo estaba alrededor de 1.200 euros mientras que mi mujer ingresaba cerca de 4.000. Pero no nos importaba, nos queríamos.

Pero empezó esta maldita crisis y me quedé en paro. A ella le bajaron un poco el sueldo por los recortes. Pero podíamos ir tirando.

Al cabo de un tiempo empecé a necesitar que mi mujer me pagara algunos gastos, a ella no le importó. Justo por esta época me empezó a parecer gracioso hacer chistes sobre médicos y sobre un pequeño defecto que tiene al hablar que pronuncia las “r” un poco raras ¿sabe a lo que me refiero?. Debo decir que esto sí que le molesto un poco, pero yo no le hice caso.

Por desgracia llegó un día  tuve que obligarla a que ingresara todo el dinero en la cuenta corriente que compartimos. Yo no podía hacer frente a mis gastos y como ella tiene un buen sueldo y nos queremos, creo que está en la obligación de cargar con todos los gastos, a cambio, decidí que le daría 400 euros para pasar el mes. Evidentemente se quejó, pero le hice ver que nos queríamos y que teníamos que compartir. Y luego le hice unos chistes buenísimos sobre médicos y sobre sus problemas de dicción con las “r”.

Hace dos meses, me dijo que con 400 euros no podía llegar a final de mes. Que si seria posible que ingresara algo menos, que iba a seguir colaborando, pero que ya era imposible que ingresara tanto dinero en el banco como antes. ¿Puede usted creer que desfachatez? Evidentemente le dije que ni pensarlo. Y que si quería, le podía dejar 200 euros que teníamos en un boté común para emergencias. Se quejó argumentando que ese dinero era suyo, que ella lo ganaba y que lo justo seria que los administrase ella, que iba a seguir ayudándome porqué aun me quería, pero ¿qué va a saber ella si solo es un médico que pronuncia mal las “r”?

Creo que no se puede ser más mala persona, egoísta y manirrota. En este punto, me di cuenta de que ya no la amo, ni ella a mi, pero que la necesito meramente por un tema económico.

La semana pasada, me pidió el divorció. Primero no la escuché. Después la amenace con pegarle una paliza. Y con que sin mi no iba a poder seguir adelante.

Llegados a este punto ¿usted qué cree que debo hacer? ¿Darle el divorcio y que sea feliz? ¿romperle la puta cara y seguir quedándome con todo su dinero y seguir humillándola con chistes de médicos y con su mala dicción que la letra “r”?

Creo que usted es una persona savia y que sabrá como debo actuar en esta situación. Espero su consejo.

Atentamente Patrick Bolañyos.

P.D. Despida usted al que le escribe las cartas. Creo que es gilipollas.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: