Carta a Paquirrín – l’he trobat molt bona!

17 set.

tuit-kiko-rivera_araima20140915_0250_5

Estimado, o no, Paquirrín (aka Kiko Rivera):

Dudo que leas esta carta. Para ser más preciso, dudo que leas. A juzgar por los guantazos que propinas a la ortografía, no te veo sujetando muchos libros. Aunque quizá se trate de un problema de la inmersión lingüística española. Necesitas urgentemente que Wert te españolice.

Sé que tienes más de un millón de seguidores en tu cuenta de Twitter. Seguidores dispuestos a leer perlas como: “Y a cagar al campo todo el que no este acuerdo! Viva españa!!!!!!” o “Digan lo que digan… Viva mi pais que es España!”. Lo que no sé es por qué razón no has logrado convencer a tu madre de tu amor por España. Te recuerdo que el 16 de abril de 2013 fue condenada por blanqueo de capitales a dos años de prisión y que se libró, por el pelo de un bigote, de ir a la cárcel (lo del pelo del bigote no lo digo con mala intención… o sí). Ése y no otro es el amor que tú y los que son como tú demostráis por España. Patriotas del chascarrillo tontorrón y el ingenio casposo con aromas de vino peleón y aliento a cebolla. Representantes, todos, de esa España atrasada, chauvinista y endogámica, de la que muchos nos divorciamos hace tiempo. Ya no es desafección. Tampoco alejamiento emocional. Es la nada. Palabras como unidad, Constitución, legalidad o juntos, nos llegan con forma de eco lejano. Miramos al norte. A Europa. Miramos al mundo. Lo vemos mucho más cerca, si cabe.

Pues, no, chaval. Si no te gusta “menterte” en estas cosas, no te metas. Limítate a ser el hazmerreír de un país necesitado de humor, lleva como puedas ser hijo de una cantante delincuente, que fue novia de un presidiario. Intenta llevar con dignidad el hecho de tener una hermanastra dispuesta a hacer el “No sé qué es Durex World TV Tour”. Y, sobre todo, aprovéchate de un país como España, adicto a la mediocridad y a convertir en semidioses a personajes que, o bien han levantado imperios a costa de pasarse por el forro la dignidad humana, o bien han hecho de la ignorancia, el grito, el insulto y la falta de talento más que evidente su principal ventaja competitiva.

No, no te metas en estas cosas. Porque no tienes ni la más remota idea de qué está sucediendo en Catalunya. Tu mente no está habilitada para que ni durante un nanosegundo experimentes lo que casi dos millones de personas sintieron durante la Diada. Eres absolutamente incapaz de comprender por qué Pep Guardiola afirma que Catalunya es su patria. No eres capaz ahora, ni lo serás nunca. Eso sí, no estás sólo. Los más de 1000 favoritos que posee tu tweet así lo atestiguan. En fin, tal como dijo Georg Christoph Lichtenberg: “a la gloria de los más famosos siempre se adscribe algo de la miopía de sus seguidores”.

Font original: http://societatanonima.wordpress.com/2014/09/16/carta-a-paquirrin/

Anuncis
%d bloggers like this: